Páginas

BLOG: POSTS DESTACADOS

Trabajando en nuestro último proyecto


Todavía por terminar, pero ya rematando los últimos detalles del salón-comedor. Las fotografías no tienen demasiada calidad, ya que están hechas con móvil, pero por lo menos ya se pueden apreciar algunos detalles de cómo va quedando este proyecto que estamos ejecutando en un ático de Puerto Sagunto (Valencia) y que consiste en una pequeña reforma y en la instalación de muebles y decoración.

La parte del comedor está amueblada con dos muebles principales de diferentes acabados y estilos, aunque comparten su diseño de formas totalmente lineales. La estantería de teka es un mueble importado de Asia y la mesa de comedor la elegimos en color blanco envejecido. El contraste lo aportan los sillones, de materiales suaves y formas redondeadas. Completan la decoración 2 lámparas con pantalla color cromo y un cuadro al óleo con un skyline de New York en blanco y negro.


En los sillones se ha jugado con dos tapizados en colores contrastantes. El color piedra, que también se ha utilizado en las paredes del comedor, y el estampado en tonos morados, dentro de la gama de colores que durante este año va a ser tendencia en decoración.

El salón ocupa un rincón ganado a la gran terraza que rodea las partes sur y oeste del ático. Al ser la parte más luminosa, se ha pintado esta zona en un color más oscuro. Para tamizar la luz natural, hemos instalado estores enrrollables en color blanco en las ventanas que hay sobre el sofá y también en las dos puertas que dan acceso a la terraza. El suelo, se eligió en parqué en color abedul, y es el material que unifica ambas estancias, tan sólo separadas por un gran vano. El sofá, de estilo moderno pero con capitoné en el respaldo, es de asientos extraíbles y está tapizado en piel blanca. Junto a él, la lámpara con pie lacado blanco en alto brillo y pantalla también en color blanco.

La mesa de centro es el mueble más singular, ya que está formada por dos estructuras de madera en lacado blanco, superpuestas una sobre otra y con dos tapas de cristal de seguridad.

Sobre la mesa de centro, y como punto de iluminación general del salón, un gran plafón circular de armazón cromado aporta claridad a una estancia en la que incluso el techo está pintado en color oscuro.

El proyecto todavía está a mitad, ya que aún no hemos instalado del todo el mueble del salón, y algún otro detalle como las puertas de un pequeño armario que se ha ganado al ampliar la parte del salón. El siguiente paso será el recibidor, pero para eso todavía falta un tiempo. Os iremos enseñando poco a poco cómo va quedando todo.

Hasta pronto!

No hay comentarios :

Publicar un comentario